Aptos: La Nueva Fuente Elegante de Microsoft para Textos Nítidos

Microsoft está renovando uno de los elementos más característicos de sus aplicaciones de ofimática, la fuente Calibri, según informa el portal especializado Xataka.

De acuerdo con el blog de diseño de la compañía, durante 15 años (desde 2007) esta funcionó como la fuente predeterminada de Microsoft, aunque con la llegada de pantallas de mayor resolución se requirió de un nuevo tipo de letra, que tuviera nitidez, uniformidad y mayor visualización, dando como resultado la fuente “Aptos”.

El trabajo no es nuevo, Microsoft lleva años buscando una nueva fuente predeterminada, específicamente desde 2021, año en que encargó cinco nuevas fuentes originales que pudieran reemplazar a Calibri.

En busca de la fuente perfecta

Estas fuentes conocidas como Tenorite, Skeena, Seaford y Grandview, abarcando varios estilos sans-serif (humanista, geométrico, suizo e industrial), que aprovechaban diferentes situaciones de escritura, ya fuera para textos largos, que contaran con una gran legibilidad a distancia o que sirviera para leerse en pantallas pequeñas de forma nítida.

Estas fuentes fueron votadas por la comunidad, y se terminó seleccionando la “Bierstadt”, diseñada por Steve Matteson, que ya ha trabajado en otras fuentes principales de Windows TrueType y Segoe, quien la detalla como un tipo de letra “de sans serif preciso y contemporáneo inspirado en la tipografía suiza de mediados del siglo XX”.

Según Matteson, esta letra expresa simplicidad y racionalidad de forma legible, siendo clara al tener terminaciones en trazos que enfatizan “el orden y la moderación”.

Eso sí, Microsoft no solo escogió a Bierstadt como su nueva tipografía predeterminada, sino que también decidió cambiar su nombre, siendo conocida ahora como Aptos. Esta letra tiene como características ser una tipografía fácil de leer, especialmente en tamaños pequeños, y cuenta con diferentes pesos de fuente para ayudar a dirigir la atención del lector.

Vía | Microsoft jubila uno de los elementos más clásicos de Word y Power Point (huffingtonpost.es)