“No tienes acceso”: Google despide masivamente con la falta de tacto de Musk, incluso a veteranos

A pesar de las buenas palabras de Sundar Pichai hace pocos días, cuando anunció despidos masivos en Google, hacia sus empleados, la forma de echar a gente ha sido totalmente fría: han visto a las 3 de la madrugada que su acceso a sus sistemas de Google estaba desactivado. No se sabe si las 12.000 personas han sido despedidas de esta forma, pero sí muchas que han contado sus historias en redes sociales como Twitter o LinkedIn.

Además, aunque el líder achacó estos despidos a las contrataciones masivas realizadas en los últimos años, no todos los despidos han sido de los recién llegados: tenemos el caso de gente que llevaba tiempo trabajando en Mountain View. En LinkedIn muchas personas han anunciado estar fuera de la empresa. Y cuentan cómo al acceder a sus sistemas vieron una imagen como esta: “No tienes acceso. La política de tu organización ha bloqueado el acceso a esta app“.

Si te fijas en la larga lista de publicaciones al respecto, puedes ver que, aunque algunas de las personas despedidas sí llevaban alrededor de un año, otras hablan de varios años e incluso más de una década. Y hay quien llevaba más de tres lustros.

Acceso bloqueado a las cuentas

Ashley Sherrard que trabajaba en su división cloud dice que pasó horas al teléfono con el departamento de informática pensando que había que reiniciar algo en su ordenador, ya que no se imaginaba (y parece ser que miembros del departamento de informática tampoco) que la forma de entender que ya no estaba en la plantilla era con este bloqueo sin previo aviso.

Un ejemplo de personas que llevaban años de dedicación es Justin Moore, ingeniero que llevaba casi 17 años en la empresa y también fue una de las víctimas de esta forma de despido, que se ha estado haciendo tendencia en los gigantes tech de Estados Unidos.

16.5 years of your life and all you get is an automated email.

This is the state of working in tech.

“This also just drives home that work is not your life, and employers — especially big, faceless ones like Google — see you as 100% disposable. Live life, not work.” pic.twitter.com/WCqEHTirIl— Kelly Vaughn (@kvlly) January 21, 2023

Moore ha hecho público en su perfil de LinkedIn que después de más de 16,5 años en Google, “parece que he sido despedido a través de una desactivación automática de la cuenta (..) No tengo más información, ya que no he recibido ninguna de las otras comunicaciones que la web de “te han despedido” (a la que ahora tampoco puedo acceder) decía que debía recibir”.

Concluye diciendo que “esto también me recuerda que el trabajo no es tu vida, y que los empleadores, especialmente los grandes y anónimos como Google, te ven como alguien 100% desechable”. Estos despidos se produjeron apenas dos días después de que se anunciase que habría tal enorme recorte de plantilla.

Antes de esto se sabía que Google estaba buscando formas de despedir a gran parte de la plantilla: en noviembre nos hicimos eco de su técnica de calificar a los empleados de “bajo rendimiento”. La empresa pidió a sus directivos que configurasen una lista negra con unos 10.000 empleados que consideren como “de bajo rendimiento”.

Las grandes tecnológicas y sus formas de despido

Esta forma de echar a sus trabajadores de un modo tan poco delicado y ético, no es nuevo con Google. Llevamos tiempo haciéndonos eco en Genbeta de cómo empresas con grandes beneficios se deshacen de las personas de su plantilla de un segundo para otro sin un aviso previo de forma directa a la persona que va a perder su trabajo. No es solo una técnica de Elon Musk.

A finales de 2021 nos sorprendió la noticia de que el CEO de la fintech Better.com citó a 900 de sus empleados a una reunión de Zoom y los despidió en un minuto. Su CEO, Vishal Garg dijo a sus trabajadores que la situación económica de la empresa no estaba bien para concluir con un “si estás en esta llamada, eres parte del desafortunado grupo que está siendo despedido. Tu empleo aquí se ha terminado, con efecto inmediato”. A la empresa le fue muy mal tras esto.

Ahora, aquello que nos sorprendió parece haberse convertido en una tendencia. En verano de 2022, Coinbase, una de las grandes plataformas de compra y venta de criptomonedas, despidió al 18% de la plantilla a través de un email.

Para acabar el pasado año, Meta anunciaba que echaría a la calle a 11.000 personas y Mark Zuckerberg dijo que esta gente sabría si está en la calle o no por correo electrónico.

Por su parte, Klarna, que era en verano de 2022 una empresa valorada en 30.000 millones de euros anunció el despido del 10% de su plantilla con un vídeo pregrabado. Después de esto, a su CEO no se le ocurrió mejor idea que enlazar en LinkedIn un listado de 570 nombres, todos ellos parte de ese 10% de recientes despidos, con el supuesto objetivo de facilitar su contratación.

Amazon anunció un despido de más de 18.000 empleados (una cifra supone un número mayor que el que el minorista electrónico dijo inicialmente que eliminaría el año pasado) y lo tuvo que hacer público porque el medio The Wall Street Journal filtró información interna de estos recortes.

Vía | “No tienes acceso”: Google despide masivamente con la falta de tacto de Musk, incluso a veteranos (genbeta.com)